Bodas de Oro de la Escuela Municipal de Danzas

Una de las instituciones más prestigiosas que tiene la Municipalidad de Necochea cumple 50 años, y comenzó sus festejos con un seminario a cargo de la reconocida bailarina Silvina Mazzuca. El cierre de los festejos por las bodas de oro será con la gala en el Cine Teatro París el 29 de junio.

Un ícono, no sólo para el Estado municipal, sino de toda la ciudad de Necochea, es la Escuela Municipal de Danzas Clásicas, que funciona en el edificio histórico de la Escuela Municipal de Artes de Necochea (EMAN). Una de las profesoras de la casa, y además alumna en el inicio de la institución, es Lila García, quien se refirió a este lindo momento que están viviendo: «Cumplimos 50 años con la Escuela de Danzas, que es una institución del Estado municipal artística – cultural que se mantiene vigente, en constante evolución y crecimiento. Eso ya es motivo suficiente para festejar».

Para arrancar con las actividades, de cara a lo que serán los festejos por estas «bodas de oro», la Escuela Municipal de Danzas tuvo el privilegio de recibir a una gran bailarina de nuestro País: Silvina Mzzuca. «En el marco previsto para este año contamos con la inmensa alegría y honor de recibir en nuestra casa a la Maestra Silvina Mazzuca, con este primer seminario para los alumnos de nivel intermedio y avanzado de esta institución», comentó Lila García.

A su vez, Silvina Mazzuca, una de las mejores profesoras de baile clásico que hay en la Argentina y de dilatada trayectoria en este tipo de danza, se mostró visiblemente contenta por estar en el cumpleaños 50 de la Escuela de Danzas y recibir la invitación de las profesoras Lila García y Patricia Aloe.

Mazzuca resaltó que se realicen este tipo de eventos fuera de Capital Federal o La Plata, al manifestar que «está bueno que no se tengan que trasladar a otros lugares», y además elogió al cuerpo docente de la institución municipal al resaltar que «sé que acá las profesoras trabajan muy bien, y siempre una viene a aportar un granito de arena, a completar y ayudar la formación, y a su vez también se retroalimenta».